Actualidad

Lo invisible de los hechos

En medio de una situación extraordinaria latiendo en el planeta con desenlaces convergentes, la contradicción trabajo- capital sin perder su esencia, se manifiesta   en la lucha por la vida y contra la muerte.  

En una mirada general  de  las mutaciones producidas en el orden global, se percibe a  las grandes potencias y sistemas relacionales sin cambios en las tendencias generales anteriores a la peste, en todo caso se agravan y aceleran, afectando a 7700 millones habitantes, de los cuales, 5300 millones se encuentran en edad de trabajar y 3300 millones activos en el mercado laboral un 62%, el resto son trabajadores autónomos, independientes, economías familiares en general y agriculturas familiares. 

La debacle actual afecta aproximadamente a 1600 millones de trabajadores informales, y, según la (OIT) al 29 de abril del 2020, se dio una reducción del empleo formal de alrededor del 6,7 % equivalente a 195 millones de trabajadores de tiempo completo. Nunca en la historia de la humanidad la destrucción del empleo ha sido tan radical en un periodo tan breve de tiempo, afectando al conjunto de los sectores sociales, aunque de modo diferenciado, recayendo en quienes menos tienen, avizorándose una mayor desorganización económica  mundial  por el  quiebre producido  en la economía real   y la desarticulación de las cadenas de valores  bloqueando el intercambio de mercancías.

Semejante deslinde se da en los marcos de  la   radicalización de las contradicciones internas en los Estados Unidos,  anudando  la  brecha entre el establishment  y el auge de   la protesta racial y social, agudización de la competencia  China Estados Unidos, fortalecimiento de China, debilitamiento de la Unión Europea (UE)  y de las instituciones multilaterales, fortalecimiento de Vladimir Putin en Rusia, desgaste de las economías en general y aumentos de los problemas sociales en los países periféricos, sin esperar  soluciones  provenientes de  (EE.UU) todo lo contrario, lo consideran  un problema.

Ver completo en www.remedijuanalberto.blogspot.com

Es oportuno  por lo mismo, recodar una vez más,  las dos dimensiones distintas e interrelacionadas de la economía mundial contemporánea - una de ellas, surgida como producto de la interpretación del papel de  los grandes bancos,  sociedades industriales, comerciales y servicios, partiendo  de  su gran nivel de centralización y mundialización,  que  el marxista Rudolf Hideferding   en la obra “Dasfinauz Kapital”  del año 1910, denominara “capital monetario”- En la otra   más actualizada, diferentes estudiosos  definen las “finanzas” para representar un  proceso acelerado de crecimiento espectacular en los últimos 40 años de los activos (acciones, obligaciones y derivados) en posesión de los bancos, entidades financieras, departamentos financieros de las sociedades industriales y comerciales trasnacionales, designándolo como “capital financiero” a fin de distinguirlo del capital monetario. 

El  capitalismo global  engendro diversos fenómenos  acarreando consecuencias imprevisibles para la vida humana, siéndole imprescindible establecer un estado de “guerra permanente” para su reproducción,  utilizando  las finanzas  como  lubricante,  así los adelantos científicos técnicos de las últimas décadas  fueron absorbidos  por  las “entidades financieras” operando  sobre las corporaciones productoras de armamentos  a través de los llamados “fondos de inversiones”, teniendo en sus manos a los diez principales conglomerados de esta área   al   ser los dueños del  75% del paquete accionario, de igual modo manejan   las corporaciones tecnológicas más extendidas, Amazon, Google, Facebook, Microsoft, Netflix y las mayorías de deudas externas existentes, al son de  orientar- 1- la construcción de  una dirigencia  intelectualmente deformada, cínica, egoísta, ávidas de riquezas, conjugando un cuadro donde, deudas externas, fabricación de armas, manejos de los medios de informaciones masivos y la conformación  de una dirigencia intelectual mediocre,  se concatenan en el todo único de reproducción global capitalista. -1-El sociólogo Ingles Michael Young (1915-2002) expone una interesante reflexión, a menudo señala, se hace una división de la sociedad entre el 1% de la población más rica y el 99% restante (cuestión comprobada por la vida) sin embargo se suele dejar de lado otras desigualdades asociadas a los títulos académicos, ocultando el papel de la burguesía intelectual, que coincidiendo con ese 1% le justa situarse en el campo de los oprimidos. Este grupo social proveniente de la “meritocracia” trasmite sus privilegios a sus descendientes, al igual que la “aristocracia” en otros tiempos.

Como secuelas evidentes desde el año 1980, surge un divorcio cada vez más profundo entre la exploración de los mercados financieros, situación de la economía real y el aumento de la tasa de explotación del trabajo, dando lugar a  un trance de sobreacumulación y sobreproducción en un contexto de caída de la tasa de ganancia.  El infortunio  gestándose  desde la fecha mencionada,  fue retrasado  por la creación masiva de créditos y la incorporación de la República Popular China a la economía mundial,  en el   devenir, desde el año 2007 evoluciona hacia una depresión de la (civilización burguesa) donde la financiarización, parasitismo y los saqueos de las mafias globales se convirtieron en hegemónicas,  profundizando los lineamientos de licuación de las responsabilidades de los  estados y vaciamiento de contenido de  la democracia representativa  en favor de sus intereses elitistas, manando al compás las cadenas globales de riquezas,  fenómeno épocal  (considerando el fenómeno como, lo que la cosa es en sí misma o su verdad)  con  formas del capital operando de modo multi jurisdiccional a los efectos de crear y proteger riquezas,  escondiendo, oscureciendo y reubicando fortunas en la medida en que logran liberarse  de la creación de valor.

 Uno de los efectos más notorios además de la (miseria, marginalidad y desigualdad) es el incremento inusitado de las deudas públicas de los estados, motorizando debates en países desarrollados y periféricos sobre su legitimidad, condicionados por el estado de las relaciones trabajo – capital. Sus efectos se incrementaron  desde la aparición el covid 19,  causando  una “inimaginable devastación y sufrimientos”  con niveles históricos de hambrunas, reflejado en las opiniones  de Antonio Gutiérrez, secretario general de las Naciones unidas  (ONU)  manifestando que  1600 millones de personas se encuentran sin posibilidades de ganarse la vida y la perdida aproximada  de 8,5 billones de  dólares en la producción global, requiriendo  de  los aportes gubernamentales orientados a diferentes segmentos sociales, empresarios, trabajadores, desocupados  y marginados. 

Así, en la Comunidad Económica Europea (UE) las deudas en relación al producto bruto interno (PBI) de los diferentes países integrantes, representan, en Portugal el 131 % - España 115% - Francia 116% - Grecia 159% - Italia 160%, por lo tanto, las perspectivas de crecimientos para el año 2021 dependen en gran medida de su tratamiento. A 12 años del rescate de los bancos en la crisis del año 2008, se genera en esa parte del mundo una nueva “división internacional del trabajo” las economías poseedoras de algún excedente están en condiciones de reforzar el aliento económico de las grandes empresas y bancos, concentrando una mayor capacidad productiva y financiera a costa de marginar a países como España e Italia, mientras agudizan los ajustes en Grecia y Portugal. El país del norte podrá subsistir gracias al apriete de clavijas al  mundo dependiente, en tanto,  China prevé  un crecimiento anémico del 1% sobre el 9 % obtenido no hace muchos años. En la región la situación se torna más enmarañada por la dependencia económica, política, cultural y militar engendrada por el capital, acompañado por la falta de crecimientos económicos en términos históricos generando una mayor desigualdad. 

Exploración de las causas

Como ya lo he planteado en texto “La única opción del régimen, continuidad y mayores descalabros” (mayo 2020) el Sars.Cov -al igual que otros patógenos han surgido y reaparecido en los últimos años relacionados a un conjunto de factores,  como el  ímpetu agro industrial mundial con los monocultivos genéticos, aumentando las posibilidades de la aparición de enfermedades  y la retrasmisión de animales salvajes a los domésticos y de estos a los seres humanos.

Se desarrolla en los marcos de una guerra económica entre dos gigantes, China y Estados Unidos,  disputándose la hegemonía  de las tecnologías de punta, por ende, la enfermedad no debe tratarse como resultado de una fuerza externa o  un acontecimiento impredecible, sino como un conjunto tendencial de crisis predecibles, aunque no en tiempos exactos, en momentos de hecatombe secular del sistema en términos de producción e inversiones necesarias para su  expansión y acumulación de riquezas, tasas de intereses históricamente bajas, altos montos de deudas públicas y privadas, fuga de capitales,  especulación financiera,  acumulación de bienes por  unos pocos y  miseria  de las mayorías sociales alcanzando niveles sin analogía histórica,  ruptura de la ecología mundial, surgimiento de nuevas enfermedades,  imposición del patriarcado y estados naciones retrocediendo a niveles más elevados de represión , ya sea bajo el manto del neo liberalismo, neo fascismo o los llamados progresismos, reflejando  la fragilidad del ser humano  en un sistema económico  donde los más fuertes imponen sus reglas con vía libre para el parasitismo financiero,  el accionar de bandas mafiosas  saqueando a pueblos enteros, considerándose  dueños del futuro de la vida humana.

Es necesario no perder de vista los acontecimientos del año 1989, con los poderosos del planeta rebosantes de alegrías por el derrumbe del muro de Berlín y posterior caída  del campo socialista internacional,  imponiendo  la idea del “fin de la historia” con  narraciones  convertidas como  por  arte de magia,   en uno sola “la  suya ” (expresado brillantemente  por el escritor y periodista Uruguayo,  Eduardo Galeano  1940- 2015)   esa descripción   apoyada por las agencias informativas internacionales, fue utilizada para   impulsar  negocios de las empresas trasnacionales, difusión las bondades del neo liberalismo y neo fascismo  a pesar de ser una ficción incapaz  de ayudar a los pueblos a imaginar un mundo prospero, pujante, en armónica convivencia entre seres humanos y de estos con la naturaleza  (concibiendo  la naturaleza como, el conjunto de todas fuerza, cosas y seres sensibles distinguidas por el hombre  como no humanas, todo lo existente  sin provenir de las manos ni de los pensamientos de este  – y - la imaginación  como elemento  captador de  la diferencia y las contradicciones, aunque no la transición dialéctica de lo uno hacia  lo otro . 

La edificación de  una enorme mentira fue uno de los pasos medulares, la paz prometida nunca llego, el peligro comunista  fue diezmado  pero inventaron otros  a derrotar  por el bien general, el   gran embuste  del “libre comercio” origino  una verdad insistentemente ocultada “el crecimiento inaudito de la desigualdad”  alejamiento de la prosperidad  y el fin de los sueños de la igualdad (igualdad,  relacionada con la conciencia  que el hombre tiene de sí mismo en la práctica, la conciencia acerca  de otros hombres  como sus iguales, como  expresión de la unidad de la esencia humana, de la relación humana del hombre con el hombre)  el negocio espectacular con la vida siguió creciendo y con él la cantidad de personas despojadas de ese  derecho indispensable  (en este sentido, el problema de la vida no pertenece a la lógica, pero si el objetivo de la lógica es la aproximación a la verdad como tal, entonces es preciso tratar de conocer y en relación al conocimiento ya es necesario hablar de vida).

La gran falsedad construida,  encierra el culto al sacrificio personal, junto a un discurso de éxitos y acumulación de fortunas como  único fin de la existencia, desestimando  la responsabilidad del sistema económico  sobre  las penurias humanas,  cada uno es   responsable  de lo logrado o no, bastando  ahorrar, trabajar más y desear con todas las fuerzas vivir mejor, suscitando de esa manera  un divorcio irreconciliable entre las palabras y las evidencias: no se trata de querer poder,  sino de lograr  las condiciones indispensables   para el desarrollo  de todo el potencial humano  comunal o individual, atrás quedaron reflexiones  del pasado, como aquella hecha por Ernest Hemingway ( autor Norteamericano del siglo XX - 1889-1961) manifestando  en un  relato  de su  obra “Paris es una fiesta”  que la única forma de ganarle a la pobreza es  no gastando,  en la actualidad,  incluso no gastando  la pobreza aumenta a pasos agigantados. El desconcierto y la aflicción convertidos en energías condujeron a la ausencia total de un norte y la necesidad  trazar lineamientos  opuestos  a las falsas narraciones,  repensando el ayer, analizando el presente y  proyectando  el futuro, favoreciendo el componente imaginativo de la actividad política, constituido  por los  elementos de  la sociedad de los seres humanos, de sus dolores, afectos y necesidades.

El neo liberalismo (fase actual del capitalismo) suele minimizarse al definirlo como un gobierno   fundamentalista del mercado, cuando se debiera apuntar a la estructura económica social. Una de las falacias manifiestas es su asociación a una mayor o menor participación del estado en la economía y la sociedad, sosteniendo ante la asunción de gobiernos “estatistas” reales o discursivos, la entrada a un periodo posneo liberal, cuando estos solo tienen en cuenta aspectos laterales, considerando las políticas sociales como “compensatorias” y partes de un periodo pos neo liberal.

Ante la encrucijada, es pertinente analizar dichos lineamientos por no ser inventados por los gobiernos denominados “progresistas” sino por el banco mundial (BM) a fin de lograr la desarticulación de los movimientos anti sistémicos, si bien las políticas sociales resuelven mínimamente el drama de los carenciados, apoyan a la vez al sistema financiero por la  bancarización de los beneficios, reforzando en ambos casos al neoliberalismo debilitando a quienes pueden enfrentarlo. Dentro de las limitaciones expuestas siguen  amplificándose las visiones de no poder  derrotarlo solo a través del voto popular, sino minando sus  bases de sustentos posibilitadoras de la consolidación del poder del 1% de la población y el posicionamiento  en las instituciones estatales, iglesias, fuerzas armadas y sistema educativo,  en este sentido la construcción de un poder antagónico implica la creación de una fuerza  surgida desde las bases sociales  capaz  de hacerle frente y vencer su extraordinario y multifacético accionar, desechando  la represión en todos los sentidos,  en un momento donde la clase dominante, deja entrever a través de sus ideólogos, la  pérdida de confianza respeto a la infinitud, de la eternidad, o si se quiere, de las fuerzas internas del capitalismo.

Diferentes miradas sobre el covid 19 - Sin dudas, el mundo está construido de historias reales, materiales de existencia concreta, a partir de lo cual, de modo colectivo e individual se utilizan las palabras para narrar,  hacer y hacernos.  Ahora bien, en la era neo liberal fueron vaciadas de contenidos significativos, quedando bajo el juego mercantil, imponiéndola   como suplemento   del negocio, libertad empresarial de comercio, mercado  o  financiera,  al decir   de Liliana Weinberg (ensayista e investigadora Argentina-  mexicana)  existe una contaminación de las palabras por la existencia de una profunda simulación, siendo  necesario reaprender el oficio de llamar a las cosas por su nombre.

 

En relación a la pandemia, se disputa sin ser evidente un modo de narraciones de y en ella, pero fundamentalmente después de ella, expresados por intermedio de diferentes puntos de vistas -   de modo arbitrario expongo algunos en el contexto de otros tantos. - El filósofo esloveno, Slavoj Zuzek, en el ensayo “pandemia covid 19 sacude al mundo” expone - la opción a la pandemia será la “barbarie” o alguna forma de comunismo reinventado, habiendo quedado al desnudo la actual crisis sanitaria y las desigualdades generadas por las democracias liberales representativas. 

El filósofo By Ung – Chul Han -  de Corea del Sur, en su columna “la energía viral y el mundo del mañana” de marzo 2020, argumenta  la imposibilidad de que el virus venza al capitalismo, tras la pandemia dice, el capitalismo continuará su marcha con más pujanza, ningún virus es capaz de hacer una revolución, el virus nos aísla, individualiza, no genera ningún sentimiento colectivo fuerte, reduce la solidaridad  a  guardar distancias mutuas   y no en soñar  una sociedad más justa. -Giorgio Acambem, filósofo Italiano, en el  artículo del 26 de febrero 2020  “la invención de la pandemia” aborda la teoría conspirativa afirmando  ser una gripe normal, exponiendo, pareciera  que  “habiéndose agotado el terreno para la implementación  de medidas de excepción, la invención de la epidemia podría ofrecer un pretexto ideal para extender el estado de excepción más allá de los límites,  concordante con la creación de “pánicos  colectivos” desprendidos  de un estado de terror, con  limitaciones impuestas por los gobiernos,  aceptadas en nombre de un “deseo de seguridad” inducido por los mismos gobiernos.- el filósofo  Francés Alain Badin,  “sobre la situación epidémica”  de marzo 2020, plantea la necesidad de aprovechar el confinamiento obligatorio para trabajar nuevas figuras políticas, teniendo en cuenta   la aparición de una gran contradicción porque  la economía es parte del mercado mundial  y los poderes políticos son esencialmente nacionales, enfrentando la epidemia respetando al máximo los mecanismos capitalistas. – en “reflexiones en tiempos de pandemia”  7 mujeres de Colombia, Argentina y Cuba  dan a conocer propuestas y reflexiones, repensando  el mundo desde la unión y solidaridad.-  Judith Butler, hace hincapié en la incapacidad de los estados para anticiparse  a la pandemia y   la llegada de empresas ávidas por  capitalizar  el sufrimiento global – Gonzalo Fangul -  se refiere   a  los refugiados y migrantes constituyendo  uno de los grupos sociales más vulnerables, unido a las realidades de la pobreza y hacinamiento. - Una comadre vecina del barrio, golpeada por los avatares de la vida, porta   formas singulares de referirse al tema,  vinculadas de una u otra manera a las  necesidades de subsistencia, para lo cual ha pulido pacientemente la  práctica de darle la razón a los  interlocutores –as    por encima de sus propios pareceres, reafirmando con gran firmeza y prestancia  las opiniones de uno u otro dialogador- ra,  aprovechando  la oportunidad para dar a conocer particulares propuestas relacionadas  a quienes deben o no recibir  ayuda social, naturalmente sus expresiones se encuentran contenidas dentro de innumerables opiniones concordantes o dispares de los demás vecinos.

Desde un punto de vista  histórico se debe  tener en cuenta (entre otros aconteceres) a las dos guerras mundiales influenciando la restructuración no solo económica sino política y social de los países afectados - luego de la primera guerra surgió el octubre rojo  en Rusia,  la segunda dio lugar a la derrota del fascismo Europeo -   la gran depresión del año 30 se convino  con el auge del fascismo -   la peste negra en  Europa (1347- 1353) dio lugar a  lo conocido como el humanismo - la gran epidemia de Londres (1655-1666) debilito  la monarquía dando los primeros pasos a lo que luego se la llamo la “revolución gloriosa” con la victoria del parlamento sobre la corona,  así, guerras y  enfermedades  se conjugan en la destrucción de fuerzas productivas,  produciendo grandes cambios detrás de cada acontecimiento,   en el caso del civil 19  primer pandemia a nivel global,  en la pos,  podrían emerger  cambios a nivel planetario (hay algo de razón en el planteo que ya nada será igual)  pero esta por sí sola no es factor de variaciones,   lograrlos requiere  la participación consiente de  hombres y mujeres dispuestos  a vivir en un mundo más justo, nada es mágico,  las expresiones de deseos en uno u otro sentido no dejan de ser solo eso.

América latina y el Caribe sin perspectivas esperanzadoras – la situación calamitosa en una carrera alocada hacia lo incierto, es reconocida por la Organización del Trabajo Internacional (OIT) al referirse al aumento de la tasa de desocupación, secundada  por estimaciones de la comisión económica para América latina (CEPAL) dependiente de las Naciones Unidas (ONU)  alertando  desde el punto de vista social  un claro aumento de los  pobres  en 45 millones,    alcanzando un total de 230 millones, mientras 28 millones quedaran en la pobreza extrema, elevando ese total a 96 millones de personas, advierte   además sobre  las contracciones  económicas aproximadas, Venezuela 26% , Belice y Perú 13% , Antigua y Barbuda 12,3% , Argentina, Bahamas y Granada  10,5% , Ecuador y México 9%.

La dificultad de la deuda género en 1980 un drástico retroceso económico y social. En dicho contexto A. Latina porta un largo historial de convulsiones económicas, financieras y cambiarias (consecuencias del normal funcionamiento y desarrollo del capitalismo) entre las cuales, emerge en el año 1990 el llamado efecto “tequilla” en México - Argentina (1995)- Brasil (1998-1999)- Argentina (2001-2002). Más recientemente sufrió el trance del año 2008,   atacando  al régimen a través de diferentes  vías –  en el presente se da una disminución de exportaciones de materias primas (cobre, soja, celulosa, gas natural y petróleo)  en el caso de México y Centro América afecta la venta de productos manufacturados, sumándole  la caída de  la demanda  en Estados Unidos, China y la Eurozona  influyendo  gravemente la balanza de pagos – desplomes  estrepitosos del precio de las materias primas, repercutiendo  mayormente a  los países exportadores de petróleo (Venezuela, Ecuador y México) – profundización   del retroceso   en  transporte de pasajeros y el turismo, repercutiendo en lo fundamental en el  (caribe, Centro América  y A. Latina)  sin ser los únicos.

A fines del año 2019, como respuestas a las desigualdades  y violación de derechos,  un conjunto de pueblos  se revelan, organizando una ola de protestas masivas impulsadas por el descontento social, aspiraciones frustradas  y creciente pobreza (Chile, Ecuador, Colombia)  un marco de conflictos enlazados entre sí,  con inicios en  el Caribe y Centro América a partir de las rebeliones Haitianas y Hondureña,   evidenciando el horizonte de una mayor polarización, con sociedades marchando en dos tiempos diferenciados- por un lado, los trabajadores en general y sus aliados naturales de diversos segmentos sociales, por otro, el fortalecimiento de los sectores reaccionarios enarbolando  concepciones neo  fascistas, con cierto grado de legitimidad social, ambas materialidades marcan  los caminos  hacia un  escenario de confrontación cada vez mayor,  sin tratarse en esta oportunidad  de levantar únicamente las reivindicaciones especificas ligándolas a las generales (pan, trabajo, tierra, libertad)  sino de acoplarle  la comprensión de los difíciles momentos venideros   con más represión y violencias.

Tal cuadro de situación e  Independientemente de las ideas portadas por los hambrientos y sufrientes de cada lugar, posibilita la coincidencia sobre la “carencia de gobernabilidad” por encima de ser administraciones progresistas o conservadoras, primando  la “ingobernabilidad” diseminándose  al igual que el Covid 19,  con grados alarmantes de celeridad e incertidumbres - (progresismos – progresistas,  en relación a las políticas diagramadas por el capital a fin de amortiguar los efectos generados por la hegemonía de clase,   motorizado  en cada geografía por los exponentes de las ideas social demócratas y social cristianas, donde participan,  sin ser los únicos,  los llamados nacionalismos populares, ex comunistas, sectores sociales mostrándose como independientes y oportunistas capases de cualquier acto a fin de lograr un puesto en la estructura sistémica, todos convergiendo en el apoyo a gobiernos dóciles al capital,  aceptando  las orientaciones del poder económico, generador de las políticas a implementadas)  las parcialidades mencionadas se mimetizan  con la lucha interburguesa, actuando en una dimensión opuesta a lo expresado verbalmente, defienden falsas esperanzas, posicionándose en defensa de uno u otro actor representante de la burguesía con difusas ínfulas progresistas, retrasando  la indispensable unidad de quienes  luchan por cambiar el mundo desde sus raíces.

En el contexto,  con presencia permanente entre los movilizados proliferan experiencias (planteadas  en publicaciones anteriores) como  la persistencia de criterios tradicionales al encarar las protestas,  resolviendo con eficacia cuestiones inmediatas  pero agotándose al no  transformarlos en algo superior, cayendo repetidamente en la falta de horizontes y quietud por lapsos de tiempos surgidos de cada una de las situaciones,  mostrando la enorme complejidad del momento por la variedad y heterogeneidad de las objetividades existentes, requiriendo un abordaje con diversidad de acciones y experiencias  (análisis afrontado   tomando como ejemplo de base,  la existencia de realidades diferentes dentro de un mismo barrio o incluso dentro de una manzana, no necesariamente espejo en todos los lugares, sino manifestándose en consonancia con las propias condiciones) formuladas  en base a  una concepción central considerando las  síntesis de las diferentes experiencias como no concluyentes de una vez y para siempre, sino en permanente movimientos y cambios, revalorizando al unísono, el único principio y  último fin de cada acción humana,  orientada hacia el  ser humano, estando siempre sometido a las pruebas de aciertos y errores en  prácticas  no dogmáticas

El planteo teórico es solo un perfil, en la praxis suceden verdaderas complicaciones, una de las sobresalientes   es la   repetida   tendencia a  considerar  los aconteceres en concordancia a lo pensado por  cada cual,  plantándose en ello,  dejando  de potenciar la realidad tal cual es (primado  lo pensado y no verdadero) o una mescla de componentes de dicha anormalidad,  tratando  de resolver singularidades desde la esfera teórica  por encima de la observación y estudio de las determinaciones concretas de cada situación concreta, teniendo al   voluntarismo como  invitado de honor y conducente a renegar o criticar el accionar social, dando la sensación de hacerlo desde fuera, aunque se  participe del mismo. Esta reflexión en voz alta, parte de reconocer el indispensable, valiente y necesario accionar militante de distintos colectivos, sin ello nada sería posible.

Otra cuestión relacionada  es,  la participación en función de  implementar una visión crítica del pasar sin unirse a la corriente posibilistas en curso, sino oponiéndose a ellas,  es en ese recorrido   donde lo complejo hace presencia con fuerzas no siempre consideradas en su justa medida, siendo necesario identificar  las dos vertientes posibles del hecho,  una, la   destrucción  de  las barreras impeditivas del surgimiento de lo nuevo - otra, la  creación de lo distintivo y diferente, dos elementos opuestos e interconectados anunciando la necesidad de participación,  no posibilismo  e implementación  del sentido crítico.

Quizás algo  común,  dentro  un menú más amplio de prácticas (en apariencias dinamizadoras  de la  organización por abajo,  con la mística como único caballito de batalla) sea  una concepción en el fondo “fatídica ” de  ciertos exponentes  vociferando   a los cuatro vientos “hay que hacer la revolución che” “hay que dejarse de joder con el sexo de los ángeles” acompañado por un voluntarista, mercantilero y vacío eslogan de “vamos, vamos, vamos”  (fatídica,  por atacar  directamente el corazón  de las posibilidades de seguir aprendiendo,  ampliar los horizontes y cultivarse para estar en mejores condiciones de enfrentar las responsabilidades emanadas de la vida)  concepción ligada a la creación de soldados  obedientes, del  arreo de  participantes,  anteponiéndolo a la formación de seres consientes,  tratándose en definitiva de revalorizar el concepto de praxis en su  efectivo  y potencial significado.

En el país -  a dos años de una aguda recesión  acelerado por la pandemia, se manifiesta   una nueva contracción del producto bruto interno (PBI) de aproximadamente 10.5 % y una pobreza estimada del 50%,  siendo necesario   salirle al cruce a una opinión difundida  por los sectores hegemónicos de “ser un país pobre” cuando no lo es, si en cambio es un país profundamente injusto con  un pequeño número de actores propietarios absolutos  de las riquezas,  con una población  45 millones de habitantes, de los cuales  22 millones  conforman  la población económicamente activa y una tasa de actividad rondando el 47%.

El conjunto de los bancos privados en los cuatro primeros meses del corriente año incrementaron su patrimonio en un 35,5 % y una ganancia acumulada de 65.388 millones de dólares, en momentos de cierre de 18.000 empresas,  pérdida de 2.850.000 empleos,  y descenso de la masa salarial de un 10% , con   un nivel de concentración económica absurdo, 10 empresas concentran  el 91% de las exportaciones de granos, harinas, aceites y vegetales, seis son  extranjeras, reuniendo el 63% del volumen exportado, las cuatro restantes son de origen local, de las cuales tres están tras nacionalizada, sumando el 28% de las exportaciones. Entre ellas se encuentra el conglomerado Vicentin y la (marcha atrás en la estatización) a pesar de los cuantiosos fraudes al estado nacional.

La deuda externa  incrementada  en más de 100 mil millones de dólares en la administración anterior,  suma  un total de 323.065 millones D, de estos, 66.238 millones  se encuentran encuadrados en 21 títulos en moneda y jurisdicción extranjera - otra parte está conformada por la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de 44 mil millones D - 30 mil millones D con organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y otros – 130 mil millones de D es la deuda intra sector público ( FGS de la Anses, BCRA, Banco Nación  y diversos fondos fiduciarios)- los 33 mil millones  restantes es  con el sector privado en moneda nacional o extranjera pero en jurisdicción nacional. Ante lo cual, la opción necesaria en su tratamiento es la realización de una auditoria para delimitar claramente su composición, en gran parte fraudulenta, sin embargo, se optó como única opción por el pago sin investigación a costa de profundizar las miserias, marginación y desigualdades.

En este marco se pone de manifiesto el llamado gubernamental a la inmovilización de los afectados, de modo simultáneo, se desarrolla el accionar callejero de sectores sociales en lo esencial conservadores, que sabiéndolo o no enarbolan los intereses neo fascistas periféricos. Entre estos dos hechos se traccionan conductas especificas en defensa de uno u otro interés, manifestándose situaciones orientadas contra los trabajadores,  como el acuerdo cupular de la confederación general del trabajo (CGT) con la asociación de empresas Argentinas (AEA) nucleando a los grandes empresarios, elaborando una agenda común “pos pandemia” en base a las inversiones privadas, eliminación de la presión impositiva y  creación de supuestos empleos de calidad, esta alianza en el pasado genero una crisis de legitimidad constitucional abriendo las puertas al terrorismo de estado. Sobresalen dos cuestiones confluyentes, los empresarios exigiendo mayores subsidios estatales y la (CGT) pactando en algunos gremios bajas salariales de un 25% y el pago del medio aguinaldo en cuotas, haciendo vista gorda a la falta de inversiones, evasión impositiva y fuga de capitales.

 

En relación a las mencionadas protestas  callejeras, desde los sectores contra hegemónicos y la sociedad en general,  se deberían  tener en cuenta las experiencias  de movilizaciones en el hermano pueblo Brasileño (contra el gobierno del partido de los trabajadores y sus socios) con la militancia de izquierda y progresista en funciones de gobierno y alegada de los verdaderos problemas, permitiendo a los sectores más  reaxionarios  ganar las  calles  y conglomerar  a segmentos poblacionales distantes  de la verdadera ideología de los organizadores. Salvando las distancias y las experiencias de cada sociedad,  algo similar ocurre en el país, con la movilización de los  denominados anti cuarentenas aglutinados  por la reacción  más radical, manifestando una gran versatilidad de objetivos,  entre ellos,  el levantamiento de la cuarentena, defensa de las mafias como los empresarios del conglomerado Vicentin y oposición abierta a una reforma de poder judicial cuando aún no se sabe cuál será su verdadero contenido, permitiéndoles unir  voluntades  de trabajadores autónomos y monotributistas, pequeños industriales, comerciantes y desocupados alegados de la ideología de los convocantes, pero participando ante la no resolución de sus más elementales reivindicaciones, como la de trabajar y no vivir de los subsidios del estado, cuestión concebida como  denigrante.  El saber distinguir separando la paja del trigo es esencial, no hacerlo sería un tremendo error. 

Esto no se resuelve con discursos o posiciones aparentemente de avanzada y relacionadas con una supuesta política “progresista”, criticándolos y acusándolos   por pedir la investigación de  los hechos de corrupción de una u otra administración o cuando desesperados salen a reclamar por  trabajo.  No se solventa  con políticas paternalistas (con el déjenme hacer, contraponiendo la salud con la economía o quejándose por la herencia recibida  como si no fuesen parte de las problemáticas al  defender a raja tablas las ideología burguesa)  se zanga  con medidas concretas, entre las cuales se destacan  la investigación  la deuda externa y no pago  hasta conocer los resultados del estudio dilucidando sus componentes fraudulentos, efectivizando el impuesto a las grandes fortunas, por encima de las  arcaicas  mentes devenidas en referentes de la década pasada “repetida”  planteando desde el mismo gobierno  no ser el momento ¿? mostrando a las claras su decisión de ubicarse en el pasado en nombre de un “supuesto progresismo”.

Para no engañarse y engañar, se debiera considerar a las políticas de la burguesía y de las corporaciones económicas trasnacionales y sus socios locales, ubicadas en el centro del debate arrebatándole la iniciativa al oficialismo.   Mientras este  habla del apoyo de Donald Trump en la negociación  del pago de una parte de la deuda privada,  la embajada estadounidense en el país no vacila en dar a conocer  objetivos hacia  el logro de mayores ajustes contra  los desposeídos,  el pentágono por intermedio de la misma   orienta   claramente al  debilitamiento de las capacidades de decisión propias, cuestión  aceptada disciplinadamente,  llegando a limites peligrosos  (no percibido por el pueblo)  cuando  el gobernador de la Provincia de Mendoza integrante de la coalición opositora,  plantea  públicamente y sin pelos en la lengua  poder autoabastecerse sin la participación del gobierno nacional, repitiendo en la práctica los preceptos de Washington enfilados a  la división de los países y los estados, como lo hizo en otras geografías por intermedio de las denominadas “primaveras Árabes” o revoluciones de colores en países integrantes de la ex unión soviética, diagramadas para arrodillar a gobiernos díscolos, no  hay nada de inocente o improvisación alguna  en dicho planteo, es consecuencia del apoyo al capitalismo en nombre de la democracia, la república,  libertad y la propiedad privada.

Sin concluir aun, un acuerdo de pagos con bonistas privados con jurisdicción extranjera y en dólares, son manifiestas las alegrías del gobierno, fondo monetario internacional (FMI) grandes empresarios y referentes de la administración pasada, los festejos de algunos marcan a las claras que el pueblo,  una vez más, será quien pague los resultados  de los negocios de una ínfima minoría mafiosa , corrupta y saqueadora  apoyada por la administración de turno.

Por Juan Alberto Remedi/ barometrolatinoamericano.blogspot.com

Opinión

razaConstrucción e identidad racial en América Latina

por Audrey Duc.

El racismo no constituye un fenómeno nuevo en América Latina o sea, la manifestación de ello ha ido transformándose y dándose a conocer en formas nuevas con el transcurso de los tiempos,  en concordancia con el desarrollo del continente. De acuerdo con la def...

Leer más...
 

Semblanzas

josephJoseph Cardijn

Nacido en 1882 en una familia obrera en Schaerbeek (Bélgica), quedó marcado por los problemas vividos por los trabajadores en la época de la industrialización. En ese contexto social y eclesial Cardijn fue un profundo creyente que optó por los explotados y pobres, tuvo fe en los humildes y luch&o...

Leer más...
 

Historia

trabajoTrabajo (sociología)

El trabajo, una de las categorías centrales de la sociología, puede definirse como la ejecución de tareas que implican un esfuerzo físico o mental, y que tienen como objetivo la producción de bienes y servicios para atender las necesidades humanas. El trabajo es por tanto la actividad a trav&eacu...

Leer más...